Web

Tipos de clientes de correo ¿cuál se adapta mejor a ti?

Ni uno ni dos, existen muchos y muy diversos tipos de clientes de correo para ajustarse a las necesidades de cada usuario. Conoce sus características y escoge el que mejor se adapte a ti.

En anteriores entradas te contábamos qué son los clientes de correo y cuales son sus principales características. Hoy te hablamos de sus diferentes tipos.

Los clientes de correo cuentan con múltiples funciones que ayudan a que los usuarios puedan administrar sus mensajes electrónicos de una manera fácil y accesible. Funcionan conectados a un servidor de correo que obtiene los mensajes recibidos en una cuenta de correo específica. Entrega el correo al servidor y se encarga de enviarlo a los destinatarios.

Hay varios tipos de clientes de correo. De escritorio, móviles y basados en internet. Entre los más populares destacan: Outlook de Microsoft, Mail de Apple, Thunderbird de Mozilla, Gmail de Google y Correo para Android.

Todos ellos están diseñados para funcionar de una manera rápida y sencilla, almacenando un gran histórico de mensajes que permita acceder a los mismos en cada momento.

Clientes de correo

Es el cliente por excelencia. Microsoft Outlook es una de las opciones más utilizadas en empresas y negocios. Está muy integrado en Windows y complementa a la perfección a otros productos Microsoft.

Outlook soporta IMAP, POP Y SMTP. Su punto fuerte sin duda es la organización gracias a su integración de correo, calendario y contactos.

Es un sistema muy seguro en el que confían muchas empresas de todo el mundo. Outlook trabaja para proteger la información de forma confidencial y anticiparse a las necesidades de los usuarios.

El cliente de escritorio de webmail más utilizado de todo el mundo. Es uno de los más atractivos para los usuarios, debido a sus posibilidades para guardar los correos de forma local y poder acceder a ellos en cualquier momento.

Su interfaz es muy completa. Desde el correo permite acceder a cualquiera de los servicios de Google y utilizar su chat integrado. Además organiza por etiquetas y no por vista rápida. Gmail permite el acceso a protocolos IMAP y POP.

Thunderbrid se ha posicionado durante años como la mejor alternativa para sustituir a Outlook.  Es un programa de software libre que se puede descargar sin problemas de licencias. Otra de sus ventajas es la documentación existente para realizar su configuración e importar todos los archivos de correo. La migración de una cuenta a Thunderbird es rápida y sencilla.

Tiene soporte para cuentas IMAP, POP, Exchange o Google Apps.

Además este cliente permite añadir diferentes extensiones y funcionalidades extras para mejorar la privacidad, gestionar mejor los contactos, hacerlo más atractivo visualmente o integrar un calendario.

Si tenemos que poner alguna pega, diremos que su falta de desarrollo y de mejoras lo está dejando atrás en la carrera de los clientes de correo, mientras que otros no dejan de evolucionar.

Este programa es muy funcional. No es tan conocido como los anteriores pero es también muy efectivo. Su descarga es gratuita para el uso personal pero no para utilizarlo de forma profesional.

Dispone de una versión PRO con la que dar soporte a múltiples cuentas. Trabaja con cuentas POP, IMAP, Exchange y Google Apps. E incluye funciones como la gestión de correo, contactos, tareas y un calendario.

Entre sus variadas funciones se encuentra un desduplicador de correo. Además es muy fácil programar copias de correos de forma automática. También permite crear plantillas y reglas e integrar un cliente de chat.

Es un cliente de correo especialmente pensado para conseguir dejar la bandeja de entrada a cero. Este programa se posiciona como una alternativa a Thunderbird.

Cuenta con una versión gratuita que admite hasta tres cuentas y da soporte a los principales protocolos de correo. La personalización y su diseño dotan a este programa de personalidad y su fácil importación de correo le hace muy eficaz.

Además presenta una integración con diferentes servicios desde Evernote o Asana hasta Whatsapp y Twitter. En función de las necesidades de cada usuario se puede integrar con unas aplicaciones u otras.

Comparándolo con los clientes anteriores, este es un poco más lento a la hora de realizar las búsquedas o cuando se carga el correo.

Esta compañía también se suma a los tipos de clientes de correo con Opera Mail. Presenta un diseño similar a su versión de navegador y una interfaz limpia y organizada, que permite leer varios correos a la vez.

Opera Mail es perfecto para configurar el buzón de entrada con directrices para organizar los correos de forma automática a través de patrones. Incluye un lector de feeds integrado.

Este cliente está solo disponible para Windows, dejando sin sus servicios a usuarios de iOS X y Linux.

Un excelente diseño y un puñado de buenas opiniones colocan a este cliente como una de las opciones más buscadas. Polymail destaca por su configuración de correo. Que permite enviar mensajes a una hora previamente determinada, posponerlos para leerlos más tarde o notificarte cuando las personas reciben un correo.

Además cuenta con un botón independiente para darte de baja de las listas de correo. Y permite cancelar el envío de un correo justo después de haberlo lanzado.

A este cliente solo se puede acceder por invitación y es exclusivo para el sistema operativo de Apple.

PostBox está pensado para equipos profesionales. Su licencia no es gratuita y pretende ofrecer un programa rápido de contactos y clasificación de correos.

Incluye funcionalidades avanzadas como editor HTML y respuestas automáticas. Permite personalizar el correo electrónico e integrarse con diferentes servicios online.

Destaca su potente buscador de correo. Pero no dispone de calendario integrado y tiene menos facilidad para la importación de correo y la administración de los contactos.

Es un cliente de correo con una estética muy cuidada y permite trabajar con múltiples cuentas en una bandeja única. Da soporte a POP, IMAP, Exchange y Google Apps con aplicación para Windows, Mac o Linux.

Una de sus características es que permite programar la salida de un correo en un momento concreto. Y deshacer el envío de correos. Además ofrece servicios como respuestas rápidas, traducción instantánea o respuestas automáticas.

La utilización de los atajos del teclado le hace destacar sobre sus competidores. Pero no tiene soporte POP, ni permite gestionar los contactos ni el calendario.

Esta alternativa es perfecta para quienes buscan seguridad. Ofrece un cifrado de correo para dejar de lado el phising. Permite la configuración de las firmas digitales entre los empleados de las organizaciones.

Tiene soporte para los protocolos IMAP y Exchange, permite configurar cuentas de Gmail y otros servicios. Además cuando ya está configurado se puede instalar en otros ordenadores sin perder la configuración.

Es un servicio de pago por usuario y mes.

Mailpile es un programa de código libre donde no se paga por las licencias de uso. El correo generado se almacena en un ordenador pero su acceso es a través de un navegador.

Soporta todo tipo de protocolos y es muy sencillo de implementar, aunque todavía no dispone de un software tan avanzado como otros programas.

Gracias a estos tipos de clientes de correo electrónico podrás despedirte de la versión web de las plataformas de correo y aprovechar todas las posibilidades y ventajas que te ofrecen estas apps de escritorio. ¿Ya has encontrado la que se adapta mejor a ti?

Sigue atento a nuestros post donde te explicaremos cómo configurar cuentas de correo como clientes de correo electrónico de escritorio.

 

Leave a Reply